Magallanes empato la serie/Lo que dejó el cuarto juego de la final

dogautGabriel Rodríguez

Magallanes 6 – Lara 5

 Perder un partido en casa cuando se arranca con la ventaja de la localía, cambia el sentido empírico de la serie. Así, se deja en manos del rival, la oportunidad de culminar la faena en su casa. Esto cobra mucho más peligro en el caso de Cardenales de Lara y su impresionante record en casa. Por eso era vital que los Navegantes del Magallanes lograran llevarse al menos uno en Barquisimeto y así lo lograron.Luis Sojo, mánager de los Navegantes del Magallanes, advirtió que lo que se vivió en el noveno inning del tercer partido podía ser una muestra del despertar ofensivo de su alineación. Y sí, batearon más. “Esta vez se pudo batear un poco más”, dijo Sojo luego del partido del sábado. “Dimos trece hits e hicimos carreras luego de ser sometidos por dos partidos por el pitcheo de ellos”.

Un pitcheo sacó su mejor versión en los primeros tres partidos y que, a partir de hoy, volverá a mostrar las armas del primer cotejo. “Mañana es libre y nosotros vamos a descansar. No iba a ser una serie fácil. Ellos ganaron uno aquí y nosotros uno allá. Lo que hay que hacer es seguir jugando pelota. El lunes estará Ken Ray y vamos juegos a juego”, dijo Pedro Grifol.

La ofensiva magallanera despertó y aprovecharon a un Yohan Pino con varios días sin lanzar. Pablo Sandoval se combinó con otra piezas importantes del line up como Héctor Giménez, Eliézer Alfonzo y Mario Lisson, que les permitió recuperar la condición de local y obligar a Cardenales de Lara a ganar en carretera, su eterno dolor de cabeza, si quiere titularse como campeón de la presente temporada.

“Me he sentido ansioso en el plato”, dijo Giménez luego del partido. “Por la adrenalina que se vive, no había podido enfocarme como debía. Esta vez estuve un poco más sereno, y lo bueno es que llegaron los batazos”, continuó el sustituto de los Tigres de Aragua, quien jugó el round robin con los Caribes de Anzoátegui.

Mario Lissón, por su parte, demostró estar preparado para cualquier momento. “Siempre voy a estar preparado para venir de la banca”, dijo. “No es la primera vez que me ha tocado jugar sin haber estado varios días en la alineación”.

Cosas positivas

Pese a la derrota, los Cardenales de Lara tienen varias cosas por las qué sentirse bien. Primero, aún les queda un juego en casa en el cual pueden poner la serie a su favor antes de viajar a Valencia. Además, el debut de Iztúris fue mejor de lo que todos esperaban y, para completar, Ernesto Mejía y C. J. Retherford conectaron sus primeros inatrapables de la serie.

“Hay cosas positivas que sacar”, dijo Grifol luego del partido. “Iztúris hizo tremendo trabajo en el campocorto, Mejía se sintió mucho mejor en el plato”, enumeró. Para Grifol esta serie final nunca tuvo escrito que tendría tendencias definidas. “Una final siempre coge su propio ritmo. Ahorita domina el pitcheo, pero no sabemos qué va a pasar mañana”, advirtió antes de arrancar la serie final. Ahora, luego de un cuarto partido en el que se bateó más, Grifol se lleva la razón. “Estamos en cuarto día de la final. Los bateadores se empiezan a ajustar. Son dos alineaciones con mucho talento, aunque se hicieron pocas carreras”, dijo el piloto.

Para el piloto, ayer era un día muy importante para ambos equipos. “Es un descanso muy bueno para todo el mundo. La temporada es larga. Nosotros vamos a tener que ganar en carretera para ganar un campeonato, siempre lo he dicho y aquí se presentó otra vez la situación”, dijo el estratega./Meridiano/Prensa Colarebo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s